Historia del Cannabis V (2)

| lunes, 30 de marzo de 2009

La marihuana y el Islam (2)

En los siglos X-XI el consumo de hachís fumado en pipa era normal en AlAndalus. Para ello se basa en el estudio de varias pipas procedentes de Medina Azahara y de la Alcazaba de Badajoz.

Se han descubierto pipas en yacimientos datados en esa época, en Zaragoza y Córdoba, cuando aún no se conocía el tabaco en Europa.

En el 1150 los musulmanes habían establecido los primeros molinos de liado y enriado de cáñamo. Rápidamente fueron construidos más molinos en Valencia y Toledo.

A partir del siglo XIV, brotes fundamentalistas (mayoritariamente antisufíes) empezaron a considerar a la marihuana como una droga de renegados, propia de infieles y de maleantes.

Hasta que el poder católico eliminó de cuajo esta costumbre árabe. En los siglos XII-XIII cuando surgió el imperio de los tártaros; penetró por Persia y se desplazó a Bagdad.

El cáñamo era una droga de grupos muy determinados por fe religiosa (sufies) y de condición social (de pequeños campesinos, jornaleros, siervos urbanos y demás clase baja).

Según Takiy Eddin Makrizy, historiador árabe de la primera mitad del siglo XV, Haider (caudillo de los esceicas) probó la denominada Kounab y dio de comer a sus discípulos para que "disipen los pensamientos que enturbian vuestras almas y libere vuestros espíritus".

En el MaAylis fi damm al-hasisa de Ibn Ganim fechado el 25 de agosto de 1381 escribe "Así, al que bebe vino se le llama pecador y al que come hachís se le denomina infiel...".

En otro pasaje se cuenta que un beduino se presentó ante el Profeta y dijo:

- ¡Oh, Profeta! Tenía yo varios camellos, y se perdieron. Tras buscarlos durante cinco días, y mordido por un hambre atroz, encontré una hierba cuyas hojas tenían cinco y seis dedos, con muescas en su parte superior, de penetrante olor y ramas rojas. Entonces comí de ella y mi mente se nubló, y ahora me inclino, como ves sin desearlo.

El profeta respondió:

- Este es el árbol del zaqqum, que no sacia el hambre de los que de él comen. Dios los condene el día del Juicio Fina.

"Nada causó jamás tanta alegría al maligno como el hachís... Dios ha apartado de su lado a quienes consideran permisible el hachís y ha maldecido a los que lo declaran lícito"

"Se cuenta que vuelve apático y perezoso a quien lo toma, convierte en escarabajo al león, envilece al noble y enferma al sano... Enmudece al elocuente y hace estúpido al prudente, abate la hombría, destruye la juventud, enajena el intelecto... paraliza la inteligencia, causa sufrimiento sin fin, genera gula, habitúa al crimen y destruye los rasgos del rostro... El hachís hace del comer la preocupación del adicto, para quien el sueño es una situación habitual"

En el Zahr Al-aris Fi Tahrin Al-hasis de Badr Al-din Al-zarkasi en el capítulo primero trata sobre su nombre y su momento de aparición, su aparición se debe a Haydar, que la descubrió aproximadamente en el año 550.

Fuente: www.cannabismedicinal.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario