Todo comienza con una semilla

| viernes, 20 de marzo de 2009

Y como bien dice el titulo “Todo comienza con una semilla” y con las semillas empezare una serie de artículos donde paso a paso podréis ir aprendiendo todos los detalles trucos y algunos secretos sobre el autocultivo del cannabis.

La industria del cannabis se ha expandido y ha crecido de una manera vertiginosa, la cantidad de GrowShops, bancos de semillas, tiendas online, mayoristas, asociaciones antiprohibicionistas, asociaciones de marihuana medicinal, ferias cannabicas, copas cannabicas, cultivadores… que han aparecido estos últimos años así lo reflejan y es que la industria del cannabis va cogiendo fuerza a medida que pasan los años por mas que le quieran poner dificiles las cosas.Unas de las primeras cosas que te vienen a la mente a la hora de empezar es la elección de las variedades de semillas que escojeras a la hora de empezar tu autocultivo.

Antes de que te pierdas en la jungla de bancos, variedades y demás detalles sobre las semillas deberás asegurarte de tener ciertos aspectos sobre tu autocultivo claros como pueden ser la localizacion donde vas a realizarlo, el resultado que quieres obtener, tus posibilidades y necesidades por las que emprendes este autocultivo, ya que si no puede que los resultados que obtengas en el momento de tu cosecha no sean los deseados.

Estas preguntas que te hago te aran pensar un poco mas sobre lo que puedes o quieres permitirte, así al responderte sabrás mejor que estas buscando y que semillas pueden ser las mas apropiadas.

¿Cultivaras en interior o en exterior? ¿Cuantos metros cuadrados puedes dedicarle a tus plantas? ¿Que altura puedes permitirte para que crezcan? ¿De cuanta energía eléctrica dispones? ¿Cual es tu presupuesto? ¿Cuales son tus objetivos?

Dependiendo de la ubicación que te puedas permitir tu autocultivo conllevara mas gastos o menos, el interior es mucho mas caro ya que la energía y propiedades de la naturaleza que aprovechas en el exterior son gratis. Ahora que la ubicación la tienes un poco mas clara te voy hacer otra serie de preguntas.

¿Tu autocultivo sera para ti o para varias personas? ¿Te gusta el cannabis con propiedades relajantes o lo prefieres que sea mas eufórico? ¿Quieres fumar algo suave o con gran potencia? ¿Que tipo de sabor buscas?

Una vez que te hayas respondido a estas preguntas podrás saber mejor cuales son tus posibilidades y necesidades. A la hora de plantar muchos cultivadores experimentados lo hacen a partir de esquejes ya que los ciclos de cosecha son mas cortos y saben que genética están plantando. Al plantar desde esqueje seguramente el cultivador abra conseguido antes unas buenas plantas madre, de donde se surten cultivo tras cultivo sin la necesidad de costes en semillas, pero esas plantas madre si que las abra logrado seleccionar plantando semillas de donde se escogen para ser madres a las plantas con un crecimiento mas rápido, floración mas temprana, resistencia a enfermedades y plagas, olor, sabor, colocon y varios aspectos mas a gusto del cultivador.

En casi todo los países la venta de esquejes es ilegal, incluyendo España, por eso casi todo el mundo tiene que decantarse por la compra de semillas a excepción de Estados Unidos y unos pocos países mas en los cuales la venta de semillas también esta prohibida. El debate entre cultivos desde esquejes y cultivos desde semillas es grande por eso le dedicare otro articulo para poder profundizar un poco mas en el caso y detallar mejor sus ventajas y desventajas.

Solo puedo decir por mi experiencia que la planta de cannabis cultivada desde la semilla tiene un crecimiento mas vigoroso, resistente y produce mas flores, en cambio si adquieres esquejes tus resultados estarán basados en la calidad y información que te traspase la persona de la que adquieras dichos esquejes. Al adquirir una semilla por el contrario lo estas haciendo de un banco de semillas, donde te cercioraras de que sea reconocido y que la variedad que adquieres sea de pedigri y que por lo tanto tenga una buena genética.

La mayoría de personas por su sencillez, rapidez, resistencia y ahorro de costes empiezan cultivando plantas de cannabis de la variedad Indica pasando luego a probar con plantas algo mas delicadas como pueden ser las sativas que tienen tiempos de cosecha mas tardío por lo que tienes que prestarles mas tiempo en sus cuidados, los cultivadores mas experimentados se atreven con plantas algo mas complejas en sus necesidades como pueden ser los híbridos indico/sativos.

En el mercado hay una gran cantidad de variedades muy especificas, piensa una vez mas que buscas un equilibrio entre posibilidades y necesidades.