Historia del Cannabis V

| domingo, 29 de marzo de 2009

La marihuana y el Islam (1)

A partir de siglo V, el cáñamo forma parte de las prescripciones de los médicos árabes y, en el siglo XII, empieza a ejercer influencias en algunas órdenes místicas de Persia. En el año 1155 aparece el hachís.

En particular a los sufís (sacerdotes místicos musulmanes), que la utilizaban en sus complicadas danzas rituales para alcanzar el éxtasis (para conseguir la revelación divina e interior y la comunicación con Alá).

Muchos estudios revelan que el misticismo de los sacerdotes sufíes procede de los seguidores de Zaratustra que sobrevivieron a la conquista musulmana que tuvieron lugar entre los siglos VII y VIII que sufrieron la conversión al Islam.

El cáñamo era llamado por los árabes hashish, que significa hierba y fue precisamente dicha hierba la que dio nombre a una de las sectas más famosas y sanguinarias de los hashishins, de la que se deriva el término de asesino.

Marco Polo habla en sus relatos de los "haschi-chinos"; En el siglo XI el jeque al-Djebel Hassan Ibn Al-Sabbah funda la orden de los haschischins, de filiación islamita y con profundas influencias sufíes que subsistirá hasta ser exterminada por los mongoles.

En el año 1090 Hassan se apoderará de la fortaleza del Alamut al noroeste de Qazwin, estratégicamente situado en una extensión de la cadena de Alburz (es un auténtico nido de águilas) y la convertirá en su guarida; luego hace incursiones en varias direcciones que tejerán una malla con otras fortalezas que conquistará hasta su muerte en 1124.

Los "asesinos" hacían uso de la daga y reducían el asesinato en un arte, desarrollaron el agnosticismo, Hassan los iluminó acerca de la superficialidad de los profetas y los animó a no creer en nada y atreverse a todo.

Los haschischins recibían una provisión abundante de hachís antes de partir hacia el combate, y se distinguieron en las Cruzadas por su bravura; el rey Luis de Francia estuvo a punto de perecer a manos de miembros de la secta.

Era una organización piramidal, debajo del Gran Amo estaban los grandes priores, cada uno en un distrito particular y en lo más bajo de la escala estaban aquellos que estaban listos para ejecutar cualquier cosa que el Amo pidiera (los "fidais").

En el año 1092 se produjo el asesinato del visir del sultanato de Saljug, Nizam-al-Mulk, por un "fidai" enmascarado como un sufí; fue una serie de asesinatos que zambulleron el mundo musulmán en el terror.

En el 1150 los "asesinos" están sólidamente instalados en Siria bajo la dirección de su gran maestre Rashid al-Din al-Sinan (que morirá en 1192), llamado por los cruzados "el Viejo de la Montaña"; que subsistirán hasta ser exterminados por los mongoles, precisamente por Hulagu que destruyó el califato de las fortalezas en 1256 junto con sus castillos en Persia.

Después de la captura de Masyad en 1260 por los mongoles, el sultán de Mamluk Baybars en 1272 les dio el golpe final a los asesinos sirios. Modelo para órdenes europeas como teutones o templarios, se distinguieron por su bravura.

Este grupo mantuvo dominio sobre vastos territorios de Siria e Irán, de los que fueron expulsados.

Fuente: www.cannabismedicinal.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario